MARCELO MARTINENA LUS

L.1131712.- MARCELO MARTINENA LUS, fue el segundo hijo de Antonio Martinena Busián; el primero de su segundo matrimonio, que contrajo con Joaquina Lus Ardanaz. Nació en Tafalla un lunes, 16 de Enero de 1854. Fue bautizado en la iglesia de Santa María.

Consigue salvarse de la epidemia de cólera que asola Tafalla en el verano de 1855 y que produjo 750 muertes en una población de 5.000 habitantes. Como es frecuente en la biografía de estos años, los datos que tenemos sobre el desarrollo de su infancia y juventud son muy escasos. Su hermano mayor, Vicente, hijo del primer matrimonio de Marcelo tiene dos años. Cuando Marcelo cuenta con tres años nace su hermano Esteban y próximo a cumplir los 6, nace su hermana Romana Máxima Victoria. Su último hermano, Melchor, nace cuando él cuenta con 9 años.

Es muy probable que acudiera a la escuela pública dirigida  por Don Florencio Alfaro. Allí aprende a leer y a escribir con una correcta caligrafía y ortografía. Sin embargo, preferirá que sus hijos acudan a la enseñanza privada, en las escuelas de los padres Escolapios que empieza a funcionar en 1883.

Se casó por tres veces. La primera en torno a 1879 con Isidra García Ramón, natural de Zaragoza, nacida en 1854 e hija de Francisco, -natural de Lupiana (Guadalajara)-, y Orosia, natural de Bergua (Huesca)-, y en aquel momento vecinos de Jaca . Con Isidra tiene dos hijos, Benita Joaquina, y Genaro.

Por la partida de nacimiento de Benita sabemos que en 1980 la pareja vive en la calle Cuatro Caminos numero 13, piso tercera, y se declara mozo de café, lo que interpretamos como camarero.

En ese año de 1880 inicia un cuaderno manuscrito en el que va transcribiendo de su puño y letra todos los acontecimiento vitales importantes de su vida. Gracias a su nieto Ignacio Martinena Flamarique, este cuaderno ha llegado hasta nuestros días.

El 19 de Junio de 1881, cuando Marcelo tiene 27 años, fallece su padre, Antonio Martinena Buisan. En 1883 reside en una vivienda del Camino Real, en el número 7, tercer piso. Junto a su mujer Isidra, también viven con ellos su madre Joaquina de 58 años y su hermano Esteban de 24 años, recién licenciado de la mili en Melilla. Como vecino del mismo número tiene a Modesto Grela y Juana Martinena Solchaga y sus tres hijos. Joaquina le acompañará hasta que muere en 1894. En este tiempo se inscribe en el padrón continuando como mozo de café, igual que su hermano Esteban.

Poco tiempo después también fallece su esposa, Isidra, a los 29 años de edad, concretamente el 31 de mayo de 1883, en Tafalla. En menos de dos años Marcelo tiene que asistir a los funerales de su padre, de su primera hija y de su esposa. No fueron buenos tiempos. Isidra deja un niño a nodriza en San Martín de Unx, a la edad de 14 meses. Es Genaro.

Con independencia de cuestiones amorosas, parece lógico pensar que la necesidad de una madre para su hijo Genaro, hace que Marcelo busque nueva esposa con prontitud. De hecho contrae segundas nupcias antes de transcurridos 8 meses; así también lo había hecho su padre. Su segundo matrimonio es con Inés Joaquina Deán Ruiz, natural de Tafalla, de 30 años de edad, soltera, nacida el día 22 de Enero 1854 e hija de Sabas y Rosa.

En el registro de este matrimonio Marcelo se declara de profesión industrial, aunque continua ejerciendo su profesión de camarero.  De esta unión nacen 8 hijos, Julio, Mª Blanca, Juan Alberto, Rosa, Pilar,  Amparo, Nicolás y Joaquín, pero solo seis superan la primera infancia: Pilar y Joaquín mueren antes de cumplir un año.

En el padrón de 1886 Marcelo vive en el Camino Real, pero en el número 5 y probablemente en el bajo, donde también viven sus nuevos suegros, Sabas y Rosa, y su cuñada Emilia. A esa fecha le acompañan su inseparable madre, su esposa Inés, Genaro que tiene 5 años, Julio con 2 y María con solo un añito. Su hermano Esteban ya no está con ellos.

Inés también fallece prematuramente, a los 45 años de edad, el día 9 de Agosto de 1899. Con bastante probabilidad, su muerte este relacionada con el parto de su último hijo, Joaquín, nacido el 1 de Agosto. Las tasas de mortalidad materna seguían siendo muy altas en aquellos años. Viven en la calle del Olmo número 29 -1º, próxima al cerro de Santa Lucia. Tenemos constancia por los libros de matrícula de la parroquia de San Pedro de que al menos está en esta casa desde 1891.  En 1898 vive con ellos Matilde Ramírez Deán, sobrina de Joaquina, imaginamos que como ayuda de la gestante y permanece hasta la muerte del pequeño Joaquín.

En 1900 escribe una carta al diario nacional LA ÉPOCA en la que se queja de la escasa puntualidad de los números del periódico. Se presenta como Presidente del Casino Español.(BN)

Finalmente, el 25 de Marzo de 1904, celebra su última boda; en esta ocasión con Juana Barrio Idoy (Ver Juana Barrio), natural de Tafalla, nacida el día 24 de junio de 1866, hija de Juan y María y viuda de Antonio Labat Berruezo. Con Juana tiene dos nuevos hijos: Esteban Benjamín y Mercedes. En 1908 viven en el Camino Real 16, el edificio de Genaro Pérez Moso que se constituirá como sede del Casino Español en 1920. En el padrón correspondiente aparece con la profesión de cafetero. Genaro Martinena García, su hijo mayor, ya tiene 26 años y vive independiente. También viven fuera de la casa paterna, Julio, María y Juan. La convivencia entre las hijas mayores de su segundo matrimonio y la nueva esposa no es fácil y ya en 1915 también se han independizado Rosa y Amparo, esta última con solo 21 años, que viven con sus hermanos Julio y Rosa.

Buena parte de la vida de Marcelo está vinculada con el Casino Español donde ejerce de camarero, con derecho a vivienda. Durante muchos años su hermano Esteban le acompaña en esa función y ameniza las veladas del mismo tocando el piano.

En 1808 Marcelo recibe anónimos amenazantes en los que se conminaba a los socios a dejar el casino en el plazo de diez días. La razón “es por ese marrano de Genaro que es un sinvergüenza”, en directa alusión al mencionado Genaro Pérez Moso, prohombre de Tafalla para unos y cacique usurpador de tierras comunales para otros.

Marcelo enferma. Una afección hepática de larga evolución será la causa de su muerte. Durante la convalecencia deja su puesto  y ya solo se encarga de la biblioteca. Fallece en Tafalla el día 9 de enero 1922, muy próximo a cumplir 67 años.